30 de marzo de 2015

"Mariana" Bulkarrier...... Cubanos bajo bandera de conveniencia



Juan Carlos Díaz Lorenzo https://delacontecerportuario.wordpress.com/

Durante los años de esplendor de la Marina Mercante de Cuba, tras el triunfo de la revolución, los barcos de la Empresa de Navegación Mambisa fueron asiduos visitantes de los puertos canarios. Lo mismo que Flota Cubana de Pesca y, en menor medida, la Empresa de Navegación Caribe. Las Palmas de Gran Canaria fue el puerto preferido para escalas técnicas y reparaciones navales, a veces con prolongadas estadías, mientras que en el puerto de Santa Cruz de Tenerife hacían escalas para descarga de tabaco y reparaciones a menor escala en la desaparecida NUVASA.

Desde comienzos de los años sesenta, una parte de los intereses mercantes de Cuba navegan bajo bandera de conveniencia. Fórmula elegida y ampliamente desarrollada para evitar conflictos y sorpresas en puertos potencialmente hostiles a los intereses del régimen. Esa práctica, muy extendida en todo el mundo, se sigue manteniendo en la actualidad y aunque la flota cubana ha mermado considerablemente sus efectivos, entre sus adquisiciones más recientes figuran diez buques “handymax” de nueva construcción, que han sido abanderados en Panamá y figuran como propiedad de la sociedad griega Nordstrand Maritime & Trading.


Los diez buques fueron contratados en septiembre de 2009 por la Empresa Importadora General del Transporte (EIGT), en nombre del Grupo Acemex, con la compañía estatal China National Machinery Import & Export Corporation (CMC). Aunque no han trascendido los términos del contrato, se estima un valor de 250 millones de dólares financiado por el Eximbank. El pedido fue asignado al astillero Shangai Shipyard Co. Ltd., que volvió a la actividad industrial después de un año de sequía. Para ahorrar costes en el proyecto, se eligió un modelo en producción, del que varios buques han sido construidos para otros armadores.

El primero de ellos fue entregado en agosto de 2011 bautizado con el nombre de “Abdala”. Los nueve restantes han sido bautizados “Leonor”, “Manuela”, “Mariana”, “Celia”, “Haydée”, “Lidia”, “Gertrudis”, “Clodomira” y “Josefa”. Menos el primero, que rinde homenaje al poema dramático de José Martí publicado en enero de 1869 en “La Patria Libre” y el segundo, que lleva el nombre de Leonor Pérez Cabrera, nacida en 1828 en Santa Cruz de Tenerife y madre del anterior, los demás ostentan nombres de mujeres famosas en la historia de la revolución cubana.