3 de noviembre de 2013

Astican pide al Puerto un tramo en el Reina Sofía para ampliar sus astilleros

La compañía quiere ganar espacio por el aumento de la demanda de la flota petrolera

Astilleros Canarios (Astican) ha solicitado a la Autoridad Portuaria de las Palmas la concesión de un tramo del dique Reina Sofía para ampliar sus servicios de reparaciones navales. La administración ha abierto el correspondiente trámite de competencia, que implica un cambio de uso en la zona y que, previsiblemente, se abordaría en el próximo consejo del Puerto, a celebrar este mismo mes de noviembre. Parte del hueco que han estado ocupando los graneleros se pretende destinar en el futuro a los astilleros. Entre ellos, a los de la compañía canaria, que ya ha dado el primer paso para disponer, según fuentes portuarias, de unos 6.000 metros cuadrados.

La Luz, en realidad, se ajusta al signo de los tiempos. La caída de la construcción y el incremento de la demanda en el sector de las reparaciones navales cambiará en breve el mapa de las explotaciones comerciales en el recinto. El Puerto tiene previsto atender así el creciente tráfico de la flota petrolera. La administración, de hecho, ha confirmado que emprenderá un proceso de reasignación de derechos en un tramo de 750 metros de largo, en función de las peticiones de las propias empresas, interesadas en ganar capacidad para prestar servicios a plataformas, perforadores y buques de asistencia.

Esto es, la flota que opera regularmente en el Golfo de Guinea, y que desde hace una década ha aumentado de forma paulatina su presencia en la capital grancanaria. Las multinacionales del sector han ganado confianza en el trabajo de firmas como Astican, Repnaval o Hidramar, y un buen número de subcontratas o empresas más pequeñas que prestan tareas complementarias en La Luz.

Revisiones de plataformas
Estos grandes barcos demandan revisiones periódicas de gran calado, además de eventuales reparaciones de sus equipos. El Puerto, en territorio de la Unión Europea y con las adecuadas certificaciones de calidad, ofrece a estas grandes firmas mayores garantías y seguridad jurídica que otros muelles del sur. De ahí, en parte, la tendencia al alza de este singular mercado en la Isla.LaProvincia