21 de agosto de 2013

El transporte marítimo gana pasajeros en Canarias, pese a la crisis agosto 20, 2013

agosto 20, 2013
Juan Carlos Díaz Lorenzo

Entre los días 14 y 18 de agosto, fechas del puente, Fred. Olsen Express y Naviera Armas han movido algo más de 140.000 pasajeros, en números redondos, manteniendo así la tendencia registrada en los últimos meses, en los que las ofertas de las compañías marítimas han posibilitado un notable incremento en el número de pasajeros y vehículos en régimen de equipaje. En el caso del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, el incremento ha sido de un 40 % de pasajeros en el primer semestre, en relación a igual periodo del año anterior.

Naviera Armas, según leemos en la edición digital de hoy del periódico “La Provincia”, cifra en 18.000 pasajeros movidos cada día del puente; y Fred. Olsen, en 50.300 pasajeros en total. Las líneas de mayor demanda siguen siendo Gran Canaria-Morro Jable y Tenerife-Gran Canaria, aunque otras, como Tenerife-La Gomera, Tenerife-La Palma y Tenerife-El Hierro también han tenido una demanda considerable. Fred. Olsen ha cambiado algunos horarios que han permitido una mayor flexibilidad y evitan el colapso en el puerto de Los Cristianos, incapaz de absorber el movimiento de vehículos cuando coinciden los dos barcos
.



Fred. Olsen ha movido unos 50.000 pasajeros en el puente de agosto

En enero pasado, Naviera Armas sorprendió con una sensible bajada de tarifas para sobrellevar mejor la “cuesta de enero”. Luego la ha ido prolongando en el tiempo y con ello ha conseguido llenar los barcos a precios irrisorios, aunque está claro que cuando las tarifas son económicas, la población se mueve. Tal estrategia ha obligado también a Fred. Olsen Express a modificar sus tarifas y todo ello sucede a pesar de que, tanto en una como en otra, el precio del combustible, los costes laborales, los costes de amortización y las tarifas portuarias siguen siendo las mismas. Habrá que ver cuánto tiempo más podrán mantener esta competencia.
Hemos de tener en cuenta que este escenario se produce en medio de una crisis que está golpeando severamente a la clase media y trabajadora, en la que la tasa de desempleo y la falta de ingresos limita y mucho la capacidad de movimientos. Al mismo tiempo, la voracidad tarifaria del “monopolio de facto” aéreo existente en Canarias se convierte en otro cuello de botella para muchos pasajeros a los que no les queda otro remedio que “entrar por el aro” y mover a una familia en vacaciones sale muy caro. Para apaciguar el malestar creciente, Binter oferta algunas tarifas más económicas que, en todo caso, no facilitan como debiera la conectividad del archipiélago.
Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo http://delacontecerportuario.wordpress.com/