13 de agosto de 2013

El Puerto busca espacio junto al Reina Sofía para más inversiones en astilleros Puerto de Las Palmas

La Luz confirma el movimiento del mercado para atender el auge de reparaciones
de la flota del petróleo - La iniciativa privada deberá pagar los rellenos en el dique
La creciente actividad que ha te-nido el Puerto de la capital gran-canaria en los
últimos años en torno a la flota del petróleo ha despertado el interés de inversores
foráneos especializados en las reparaciones navales, que quieren participar en el
negocio en la Isla, dada la crisis que vive el sector en toda Europa. La Luz también
es consciente de las necesidades de las compañías locales que ya se dedican a cubrir
las demandas de plataformas y sus buques de asistencia, y les busca espacio. La zona
reservada para ello es la franja ubicada entre el dique Reina Sofía y la terminal de
contenedores. Será la iniciativa privada la que deba pagar los rellenos necesarios, de
ahí que compañías extranjeras hayan entrado en contacto con talleres locales para
estudiar estas actuaciones.
Grupos empresariales de la construcción naval en Polonia, como como Crist y Nauta,
ya han expresado a administraciones públicas canarias su interés por asentarse en La Luz,
tal como publicó este periódico el pasado sábado. El presidente de la Autoridad
Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, ni confirmó ni desmintió ayer este punto en concreto,
aunque sí manifestó que "hay interés del mercado" por entrar en el Puerto, porque "está
claro que aquí hay actividad en lo que se refiere a las reparaciones navales". Fuentes del
propio sector confirmaron, igualmente, que potenciales inversores de diferentes nacionalidades,
incluidos polacos y escandinavos, han entablado contactos con compañías locales para
evaluar su entrada en la Isla.
La Autoridad Portuaria confiaba en poder atender estas necesidades (las de nuevos espacios
para astilleros) con la prolongación del dique Reina Sofía, en 350 metros más. Sin embargo,
Puertos del Estado finalmente no reservó los 28 millones de euros con los que La Luz contaba
para su plan anual de empresa. "Es una pena que esto haya sido así", subrayó Ibarra, quien,
no obstante, indicó que "la solución a medio plazo" es disponer de los huecos libres entre
la terminal de contenedores y el primer tramo del dique Reina Sofía. Eso sí, serán las propias
empresas interesadas en explotar esos espacios las que tendrán que sufragar las actuaciones
necesarias para poder atender las reparaciones y revisiones de los buques.Leer el Articulo
completo en:LA PROVINCIA

Cajun Expres