11 de julio de 2013

Operación “Atalanta” La fragata ‘Numancia’ intensifica la búsqueda de supervivientes de un barco hundido



Buque mercante "Albedo", hundido frente a las costas de Somalia
Estaba secuestrado desde noviembre de 2010

La fragata ‘Numancia’, integrada en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el océano Índico como componente de la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR), ha realizado durante dos días una intensa búsqueda de supervivientes del buque mercante “Albedo”, hundido frente a las costas de Somalia.
El “Albedo”, uno de los pocos barcos que quedaba aún en poder de los piratas, fue secuestrado el 25 de noviembre de 2010 cuando se dirigía al puerto de Mombasa, en Kenia. Su tripulación estaba compuesta por 23 personas de diferentes países: siete de Bangladesh, dos de India, uno de Irán, siete de Pakistán y seis de Sri Lanka. En junio de 2011 se informó de la muerte de uno de los dos tripulantes indios y en julio de 2012, tras el pago de parte del rescate, fueron liberados los siete pakistaníes. Se desconoce si el resto de la dotación continuaba aún a bordo.
El 5 de julio, la fragata española, que en esos momentos patrullaba el Golfo de Adén, recibió la orden del mando de la EUNAVFOR de poner rumbo hacia el fondeadero del “Albedo”, debido a que el estado de la mar había empeorado sus condiciones de flotabilidad, dado el precario estado en que se encontraba por la falta de mantenimientos durante el largo período de cautiverio. Dos días después, se informó de que el mercante se había hundido debido a las duras condiciones meteorológicas reinantes en la costa este de Somalia.
Búsqueda de supervivientes
A primera hora del día 8, el avión español P-3 de patrulla marítima confirmó en un vuelo de reconocimiento que el “Albedo” se había hundido y estaba posado en el fondo y con su puente de gobierno sobresaliendo del agua. A continuación, la “Numancia”, que ya se encontraba en las proximidades, ordenó a su helicóptero embarcado comenzar la búsqueda de supervivientes.
Las unidades españolas se convirtieron así en las primeras fuerzas de EUNAVFOR en llegar a la zona del hundimiento, evaluar la situación y comenzar la búsqueda. Por ello, el Comandante de la fragata española fue nombrado Comandante de la Escena de Acción, con la responsabilidad de coordinar la búsqueda y rescate en la zona.
Durante los día 8 y 9, la “Numancia” realizó un gran esfuerzo de búsqueda. Se detectaron dos botes del “Albedo” varados en playas y una balsa salvavidas en las proximidades de la costa, pero sin rastro de supervivientes. También se localizaron tres contenedores, posiblemente del buque siniestrado, varados en la playa.Noticias de la Armada