9 de junio de 2013

Último viaje del ex patrullero “Grosa”




Aquí lo vemos con su tripulación en popa y proa,saliendo del Arsenal de Las Palmas pocos días antes de su retirada.

El ex patrullero “Grosa” (P-25), que causó baja el 6 de junio de 2012 en la Lista Oficial de Buques de la Armada, se subastó de acuerdo con lo informado por la Junta Delegada de Enajenaciones
y Liquidadora de Material del Arsenal de Las Palmas y publicado en el Boletín Oficial de Defensa (BOD), en poco más de 27.000 euros. En la foto que acompaña lo vemos remolcado en su último viaje hasta el dique exterior, donde se procederá a su desguace.
El citado buque prestó servicios por espacio de 31 años con base en Las Palmas, sumando algo más de 3.700 días de mar. Desde su baja permaneció amarrado en uno de los atraques interiores del Arsenal Militar, a la espera de su último destino. Es el quinto de la clase “Anaga” y nació a la mar en el astillero de la Empresa Nacional Bazán en San Fernando (Cádiz), donde se entregó el 19 de septiembre de 1981.



El ex patrullero “Grosa” cruza por última vez las aguas de la bahía de La Isleta.
Su primer comandante fue el teniente de navío, hoy almirante, José María Terán Elices y el último, el alférez de navío Aarón López. En total, el buque tuvo 28 comandantes,entre ellos el entonces teniente de navío, hoy almirante, Gregorio Bueno Murga,comandante del Mando Naval de Canarias; el capitán de navío (retirado) José Almira Casado;el teniente de navío, hoy capitán de navío Luis Marcial García Rebollo y el teniente de navío,hoy capitán de fragata Antonio Couce Calvo.
De 290 toneladas estándar y 350 toneladas de desplazamiento, mide 44,26 m de eslora total,6,60 m de manga y 3,30 m de calado máximo. Propulsado por un motor Bazán-MTU 16V956 SB90 de 4.500 caballos de potencia sobre un eje y una hélice de paso controlable, que le permitía mantener una velocidad de 13 nudos. Tenía una autonomía de doce días a una velocidad económica de 10 nudos, debido a la limitación en el almacenamiento de víveres y
combustible. Disponía de un radar de navegación Selesmar Raytheon R-73 y otro Sperry Marine Visionmaster.

Para su armamento se utilizaron cañones Mk 22 de 76 mm procedentes de otros barcos de construcción norteamericana
que habían estado al servicio de la Armada Española,
en lugar de los cañones Oto-Melara del mismo calibre que se montaron en los patrulleros de la clase “Lazaga”, lo cual, unido a la falta de una adecuada dirección de tiro, hizo que su potencia de fuego fuera muy escasa. Instaló, además, un cañón Oerlikon 5TG de 20 mm y tenía una dotación de 27 personas.
Foto: Pedro de la Fuente         Fuente:Juan Carlos Díaz Lorenzo
Mas Fotografias Aqui:http://bermaxofotos.blogspot.com.es/search?q=grosa